Los autobuses adaptados para el transporte de Personas con Movilidad Reducida (P.M.R.) están equipados con un ascensor o una rampa para permitir la entrada de personas en silla de ruedas y disponen de sistemas de seguridad para sujetarla al piso del vehículo permitiendo que la persona pueda viajar sentado en su silla. Para eso se habilitan espacios dentro del autocar.

También se puede utilizar el ascensor para elevar las personas con menos movilidad de manera que puedan acceder al autocar con más facilidad.

En las fotos puedes ver el sistema:

imag0011